Educar en un mundo global

¡A la Escuela de la Paz!: educar a los niños en un mundo global es un libro especial que invita a conocer la realidad a partir de la mirada de los niños y niñas que, en los 50 años de vida de Sant’Egidio, han asistido y asisten a las Escuelas de la Paz presentes en más de 70 países del mundo. Hoy se habla mucho de educación, pero pocas veces se tiene la paciencia y la audacia de dejar hablar a los niños con sus preocupaciones y sus sueños de un mundo mejor. Así, Adriana Gulotta, que ha coordinado la escritura colectiva de este libro, reúne las voces de cientos de niños que han asistido a las escuelas y muestra un mosaico global en el que los niños cuentan con sencillez y profundidad la vida en las periferias del mundo.

La narración ayuda al lector a mirar el futuro con esperanza, hilvanando las historias de una red que ha sostenido las vidas de niños en contextos difíciles a los que, a través de la palabra y la amistad, se les ha ayudado a recobrar la niñez, como en el caso de los niños soldado en Uganda o Nigeria; o se les ha dado una familia, como a los niños de la calle o a los huérfanos por el SIDA. Aunque los escenarios que se recorren son diferentes: desde la periferia de Madrid en el barrio de Pan Bendito, a Mozambique asolado por la guerra civil; desde los campos de refugiados a las bidonvilles latinoamericanas; desde los slums de Indonesia a los campos de gitanos rom en Roma; a pesar de estas diferencias externas los autores son siempre niños y niñas, pequeños víctima de la violencia, del abandono, de la exclusión o del descarte de nuestro mundo. Por ello, el libro es también una llamada a la responsabilidad de todos, y demuestra cómo el Evangelio mueve los corazones de muchísimos jóvenes que, de forma voluntaria, se apasionan en la tarea de acompañar a muchos niños en el viaje de la vida.

Educar a los pequeños es construir hombres y mujeres a la altura de lo que demanda el mundo global, tan móvil como impredecible: personas libres, creativas y responsables. En este libro, Adriana Gulotta identifica el método simple y eficaz de la Escuela de la Paz, el que emplea Sant’Egidio en todas sus iniciativas: la amistad, que es el código que proporciona a los niños la herramienta del diálogo y la lengua del encuentro, tan necesario en un mundo como el nuestro, que ha globalizado muchas cosas, pero no la solidaridad y la paz.

Tíscar Espigares
Sant’Egidio Madrid

Alfa y Omega 1.075 (31 de mayo de 2018)