La invitación a la paz y a la justicia del Papa Francisco

(SP). Desde que se instituyera la Jornada Mundial de la Paz, el Santo Padre dirige a todos un mensaje invitando a reflexionar, orar y trabajar por la paz y la justicia en el mundo. En el mensaje para la Jornada de este año, que ha llegado a su 50 edición, el Papa Francisco nos recuerda que la violencia es una profanación del nombre de Dios. Responder con violencia solo puede generar un enorme sufrimiento. Jesús predicó incansablemente el amor incondicional de Dios que acoge y perdona y ser hoy sus verdaderos discípulos significa aceptar su propuesta de la no violencia. Si el origen del que brota la violencia está en el corazón de los hombres, en ese mismo lugar debemos iniciar el camino hacia una no violencia, estableciendo un compromiso de oración y acción para construir una paz justa y duradera.