La sospecha de una María Magdalena minimizada

(Ángel Gómez Escorial, en Betania). Dos teólogas italianas, de gran recorrido y muy conocidas en el ambiente eclesial italiano y de otros países, se han unido para escribir un gran libro sobre María de Magdala. Marinella Perroni y Cristina Simonelli han realizado un gran trabajo de investigación y, sobre él, reivindican la figura de María Magdalena, con la sospecha que dicha figura podría haber sido minimizada por escritores, exegetas y expertos eclesiales.

Martinella Perroni asume describir la huella de María Magdalena a partir de los «hechos» canónicos, de la Escritura –y trabajos en torno a ella– y de la vida de la Iglesia a lo largo de su existencia. Y lo titula: «Una Apóstola sin historia: la tradición canónica». Cristina Simonelli se ha dedicado a la investigación de los apócrifos y lo ha hecho de manera especialmente brillante. Comienza Simonelli por dar una gran lección sobre lo apócrifo en el camino de la Iglesia, su existencia y valor intrínseco. Luego, claro, irá a lo referido a la Magdalena. Cristina Simonelli da un título muy importante a su trabajo: «Apóstola entre espiritualidad y conflicto: Tradiciones apócrifas».

Hay un hecho notable que es que la primera aparición de Jesús tras resucitar fue a María Magdalena y que ella y Otras mujeres llevaron el eco del sepulcro vacío al resto de los apóstoles. La escena del huerto y la conversación con el hortelano –Jesús– es una de las más bellas historias canónicas de la Iglesia. Y eso se presente como inolvidable. Pero es el esfuerzo de Martinella Perroni y Cristina Simonelli lo que da idea de la Magdalena quiere demostrar la lejanía de la Iglesia hacia las mujeres restando importancia a su figura. Las autoras reconocen que a partir del Concilio Vaticano II dicha figura ha crecido y se ha hecho mucho más presente. El currículum de Perroni y Simonelli es impresionante y se queda algo corto en la nota biográfica que sobre ellas contiene la primera solapa de este María de Magdala.

Libro para leer con una cierta calma, puede ser un excelente volumen para llevarse de vacaciones. Sinceramente, yo lo recomiendo de esta manera.

Ángel Gómez Escorial

Betania 985 (16 de julio de 2017).