Lecciones de vida y cristianismo de monseñor Romero

(Miguel de Santiago, en Ecclesia). Ante la canonización de monseñor Romero, el 14 de octubre, aparece el libro San Romero de los derechos humanos (Lecciones éticas, desafío educativo) de Luis Aranguren Gonzalo.

Durante varias décadas –fue asesinado en 1980– ha permanecido viva la figura y el legado de aquel obispo comprometido con las enseñanzas de Jesús y con su pueblo, El Salvador, en momentos críticos de aquel país americano, debido a una situación prolongada de violencia y represión militar y de injusticias de las oligarquías. Estaba en el punto de mira cuando eran asesinados sacerdotes y él sabía que estaba amenazado de muerte por su defensa de los débiles y oprimidos.

Aranguren tiene también presentes las lecciones de vida y cristianismo que la personalidad religiosa y evangélica del obispo monseñor Óscar Romero deja a las generaciones posteriores: valores como descubrir al diferente, entregarse al pobre y al débil, ayudar al que sufre. Una fe comprometida con la justicia en favor de los más necesitados lo llevó a sellar con su martirio el seguimiento de Cristo.

Un guiño final que ofrece el libro es la búsqueda, más o menos forzada, de encontrar un paralelismo que ofrecen los perfiles de quien será San Romero de América y de quien es Papa Francisco; para ello el autor rastrea frases y gestos de ambos e incluso reacciones de determinados sectores ante su visión de la Iglesia, de las relaciones con los no creyentes, sobre los movimientos populares o sobre el cuidado del planeta.

Miguel de Santiago

Ecclesia 3.398 (2 de junio de 2018) 18.