Morir a antiguos esquemas para renacer con un nuevo espíritu crítico

(Francesc-Xavier Marín, en El Ciervo). Dos ideas básicas estructuran el ensayo Morir para renacer de Elzo: la primera es que el fin del predominio cultural del cristianismo abre la vía a una nueva manera de vivir la religiosidad basada en el pluralismo; la segunda afirma que la Iglesia no tiene futuro si se define como contracultura y se encierra defensivamente en sí misma.

En un mundo globalizado en el que se debate continuamente el papel de la religión en el espacio público, Javier Elzo recomienda una perspectiva optimista: nunca como ahora la Iglesia había sido tan planetaria ni tan potencialmente libre de las influencias del poder político. Urgen, pues, unos creyentes capaces de dimensión denunciativa de las injusticias y dotados de capacidad propositiva de proyectos liberadores. Y, todo ello, buscando alianzas con los demás sectores sociales y culturales caracterizados por una mirada utópica sobre la realidad. Morir a antiguos esquemas para renacer con un nuevo espíritu crítico.

Francesc-Xavier Marín

El Ciervo 768 (marzo-abril de 2018).