Pinceladas poéticas

(Pedro Barrado, en Vida Nueva). Un librito de formato cuadrado, de apenas cuarenta páginas, la mitad de las cuales ocupadas por acuarelas. ¿Es esto La luz y el Universo, el libro de Mercedes Navarro, blbllsta, teóloga, psicóloga y feminista? Obviamente, sí en cuanto a lo meramente descriptivo, que es tanto como decir en lo superficial. Pero, si vamos más allá de la superficie, entonces nos adentramos en el mundo de la poesía, que es la que da profundidad y relieve a la vida.

Entonces nos encontramos con un comentarlo poético a los cinco primeros versículos de la Biblia (y el quinto no completo). Ahora, las páginas, más que describir o contar, sugieren (también –o Incluso más– con las variaciones coloristas de las acuarelas). Así, la autora –Imitando el proceder de Dios (Eiohîm)– juega con esa luz del primer día, y la contrapone a la tiniebla, sin cuyo complemento resultaría, literalmente, Inconcebible. Y la concreta en el día, que junto a la noche constituyen el primer ritmo de la tierra: el tiempo. Al final, once Infinitivos y dos adjetivos –o un adjetivo blfronte– resumen el texto e Invitan al proceso creativo: «Hablar, separar, distinguir, Identificar, reconocer, nombrar, ver, mirar, contemplar, evaluar / bueno-bello / crear».

Un hermoso detalle para regalar.

Pedro Barrado

Vida Nueva 3.073 (3 de marzo de 2018) 46.