Los nuevos místicos

Los nuevos místicos

(Ricardo Benjumea, en Alfa y Omega). Las profecías de los maestros de la sospecha han fracasado: Dios no ha muerto, pero se ha producido una mutación en la religiosidad. La teóloga brasileña Maria Clara Bingemer presentó la pasada semana en la sede de Alfa y Omega su último libro, El Misterio y el Mundo. Incluso las librerías católicas –constata– se llenan de «manuales de autoayuda». Todo es objeto de consumo a la carta. Pero el Espíritu sigue soplando, donde y como quiere. «Encontramos místicos en lugares insospechados: en las fábricas, en otras tradiciones religiosas…». Un ejemplo es Etty Hillesum, citada por Benedicto XVI el Miércoles de Ceniza tras su renuncia. Holandesa de origen judío, llevó una vida disoluta hasta que uno de sus novios le recomendó rezar y –dice Bingemer– «empezó a tener experiencias místicas dignas de una Teresa de Ávila». Pudiendo escapar de los nazis, Hillesum prefirió correr la suerte de su pueblo y acabó muriendo en una cámara de gas. Ese fuerte compromiso ético es, para la autora, una prueba decisiva de autenticidad. El místico no solo habla de Dios, «lo transparenta». Y para eso no se requieren dotes literarias excepcionales. Como Rahner, Bingemer cree que todo cristiano está llamado a ser un místico. El correlato es que la Iglesia está llamada a facilitar de forma mucho más decidida esa experiencia viva de Dios: «Hemos apelado demasiado a la razón y a las normas, y ahora tenemos que trabajar mucho más lo afectivo».

Ricardo Benjumea

Alfa y Omega 1.44 (26 de octubre de 2017) 25.

La representación de Cristo servidor

(Cristina Sánchez Aguilar, en Alfa y Omega). Para el autor de Diaconado permanente, Javier Villaba Nogales, pediatra y diácono permanente en una parroquia madrileña, su doble vocación como esposo y como ministro ordenado «representa un eslabón que une Iglesia y mundo». Este ministerio consta de tres dimensiones: las funciones litúrgicas, el ministerio de la Palabra y el servicio a la caridad. Este último aspecto, afirma el cardenal Osoro en el prólogo, «no ha sido suficientemente valorado», siendo fundamental: «Si el presbítero visibiliza a Cristo cabeza, el diácono hace presente a Cristo servidor».

Cristina Sánchez Aguilar

Alfa y Omega 1.037 (7 de septiembre de 2017) 25.

Las vertientes de la Virgen

(Fran Otero, en Alfa y Omega). El cardenal Ravasi es el autor de un delicioso libro sobre la Virgen María (María. La Madre de Jesús), que, es al mismo tiempo, un perfil, una biografía, un tratado teológico y un testimonio de la mujer más importante de la historia para los cristianos. En el texto, como el mismo autor indica, «se encuentra la vertiente un poco en penumbra de los datos históricos-narrativos de los Evangelios que se refieren a ella y la vertiente en plena luz de la reflexión teológico-simbólica que en los siglos cristianos han acompañado a la madre de Cristo».

Fran Otero

Alfa y Omega 1.036 (27 de julio de 2017) 25.