Menos leyes y más amor

Menos leyes y más amor

La obra reflexiona sobre una realidad social y eclesial sangrante
sin rehuir el debate de fondo acerca del propio matrimonio

(Lala Franco, en Vida Nueva). Es Hasta que la muerte (del amor) nos separe, el libro de Cristina Ruiz Fernández, un alegato razonado y sentido para que los divorciados y separados tengan un trato mejor en nuestra Iglesia, que debe acoger y acompañar el dolor de su ruptura y fracaso matrimonial.

De inicio a fin, estas páginas van desarrollando la misma propuesta: “Volver a poner el amor en primer plano, darle toda su importancia como sentimiento profundo. Desjuridizarlo”. Porque una visión exclusivamente juridica corre el riesgo “de dejar al amor –y a la muerte del amor– fuera de la historia”, cuando la realidad sacramental del matrimonio se verifica y construye día a día.

(más…)

Acoger, acompañar, ayudar y sanar a las personas divorciadas

(J. Montero, en Studium). El interés fundamental de esta obra –Hasta que la muerte (del amor) nos separe– se centra en su análisis de la situación compleja del divorcio, en el problema íntimo y en las consecuencias no raras veces traumáticas de las personas divorciadas en la Iglesia católica. Para captar la problemática real y específica de cada situación, la autora hizo entrevistas a personas que pasaron por este duro trance. No es teóloga, ni catedrática, ni abogada sino que reflexiona y escribe desde su condición de laica, creyente, mujer, esposa y madre, lo cual multiplica su autoridad como persona que sabe de lo que habla porque tiene muy presente y ejerce cada tras día el noble arte de convivencia. (más…)

Lo que las personas divorciadas creyentes piden a la Iglesia

Lo que las personas divorciadas creyentes piden a la Iglesia




(Mª Cristina Guzmán Pérez, en Razón y Fe). Cristina Ruiz Fernández ha sabido narrar en Hasta que la muerte (del amor) nos separe de una manera ágil, clara y cercana el problema que sin duda existe en nuestra sociedad sobre el fracaso del amor conyugal y el importante porcentaje de rupturas matrimoniales. Aborda, sobre todo —y esta es la finalidad de su obra— la respuesta que se espera de la Iglesia, ante el número creciente de divorciados vueltos a casar, con la esperanza de que la última Exhortación Apostólica del Papa Francisco, Amoris Laetitia, se traduzca, en la práctica, en una postura evangélica de cercanía, acogimiento pastoral, ayuda y sanación de las heridas, desapareciendo esa tradicional e intolerante posición de juridicidad canónica sobre el matrimonio y el juicio de culpabilidad por la ruptura.

Felicitamos a la autora porque (más…)

Crítica del sistema económico actual

(Alberto Núñez, en Libris Liberi). Carlos Ballesteros realiza en Las cuentas de la vieja una reflexión muy oportuna sobre un tema de mucha actualidad, presentado de forma provocativa, desde una perspectiva pluridisciplinar y con un estilo fácil de leer que privilegia más los ejemplos que las formulaciones sistemáticas. El autor realiza una crítica del sistema económico actual, caracterizado por el neoliberalismo, el consumismo, la desigualdad y los grandes problemas de sostenibilidad. A estos elementos añade otro quizá más novedoso: la ruptura de relaciones o la separación que se está dando a distintos niveles de nuestra sociedad: institucional (el desapego hacia las grandes empresas, los partidos políticos), interpersonal o entre los seres humanos y el planeta. (más…)

Cuestión de actitudes

(Álvaro Santos, en Cooperador Paulino). He aquí una frase programática, que resume la intención de este libro –Hasta que la muerte (del amor) nos separe– sobre las personas divorciadas en la Iglesia: «Acoger, acompañar, ayudar, sanar. Esos deberían de ser los verbos con los que la Iglesia afrontase la realidad del divorcio». Y ciertamente, lo que propone Cristina Ruiz, de lo que habla, es del trato pastoral y personal que da y del que debería dar la Iglesia a las personas que han vivido una ruptura de pareja. Un trato que ha sido frío, excluyente, acompañado a veces de gestos adustos y que muchas personas han vivido como una nueva pesada carga e incluso como una expulsión de la Iglesia. Pues bien, apoyada en la Amoris laetitia y en los documentos sinodales, Cristina Ruiz nos propone un cambio de actitudes que pasa por sustituir el rechazo y el silencio por la acogida, la escucha y la comprensión.

Álvaro Santos

Cooperador Paulino 177 (mayo-agosto de 2017) 41.