Para vivir nuestra verdad frente a nosotros mismos

(Miguel de Santiago, en Ecclesia). Del cardenal Carlo Maria Martini siguen apareciendo recopilaciones de escritos de uno u otro tema. Pequeño manual de la esperanza recoge escritos suyos donde el que fuera profesor de Sagradas Escrituras y arzobispo de Milán afronta los dilemas de la fe cristiana, ensalza el valor de la vida humana y recuerda que la esperanza es capaz de vencer la fugacidad del tiempo, enseñándonos a vivir nuestra verdad frente a nosotros mismos.

Miguel de Santiago

Ecclesia 3.855 (29 de octubre de 2016) 12.

Un puente entre el presente y el futuro

(El Ciervo). Pequeño manual de la esperanza reflexiona sobre la esperanza y el cristianismo como mediación y alianza entre valores espirituales y materiales.

El cardenal Martini establece un puente entre el presente y el futuro para superar crisis como las actuales.

Aborda temas como la muerte, el concepto de apocalipsis y la vivencia del tiempo desde la fe citando pasajes bíblicos apropiadamente dilucidados.

El Ciervo 759 (septiembre-octubre de 2016) 45.

Una invitación a la esperanza en el mundo de hoy

(SP). Pequeño manual de la esperanza es una recopilación de escritos, alocuciones, meditaciones y homilías del cardenal Carlo Maria Martini que tienen en común la llamada a la esperanza y a la confianza en Dios frente a las circunstancias del tiempo presente (cataclismos, guerras, odios entre los pueblos…). El cardenal Martini habla al corazón de los creyentes y de los no creyentes, recordando que el mismo Jesús insta a no dejarse vencer por el miedo y afianzando la certeza de que Dios vendrá en su ayuda. El libro afronta sin prejuicios los dilemas de la fe cristiana, ensalza el valor de la vida y recuerda que la esperanza es capaz de vencer la fugacidad del tiempo, enseñándonos a vivir «nuestra verdad frente a nosotros mismos».

Cuando se surca el ocaso de la existencia humana

(Jesús Domínguez Sanabria, en Revista Agustiniana). Precioso y expresivo Creo en la vida eterna, «testamento espiritual» del prestigioso Cardenal Martini, que ve la luz unos meses después de su muerte; y que sirve de hermosa y optimista guía para valorar el sentido de la existencia humana y la justa apreciación de las Novísimos. Orientaciones a tener en cuenta siempre, pero de modo particular cuando se surca el ocaso de la existencia humana. Es un conjunto de acertadas reflexiones sobre la vida después de la muerte, el juicio, la resurrección, etc., pero para comenzar a vivir su sentido en el día a día del devenir humano presente. Temas de básica importancia para valorar mejor lo más gozoso de nuestra fe, y al mismo tiempo para fundamentar y animar nuestra esperanza cristiana. Son nueve expresivos capítulos para vivir la vida sin miedo a la muerte y con gozosa esperanza, valorando todo el acontecer diario como un disfrute anticipado de un más allá feliz, a los que añade como conclusión un largo décimo capítulo de profundas –y a la vez sencillas– oraciones; súplicas a Dios que «nos sitúan frente a esas realidades del más allá que nos superan», y que nos sirven «para el estímulo del vuelo del corazón, llevado por el Espíritu hacia las cosas de Dios» (p. 125). Como en la mayoría de sus escritos, el autor se apoya en la fuerza de la Palabra de Dios o en lo hechos de vida de Jesús, para explicar sus argumentos. Y en todo ello domina el intento de exhortarnos a vivir la vida superando el temor a la muerte, y a poner en práctica las mismas actitudes que mantuvo el mismo Jesús y lo que Él aconsejó. Todo ello invita a una conducta perseverante cristiana con amor y esperanza, en fidelidad a la voluntad del Padre, y con la confianza plena de que, unidos a Él y guiados por su Hijo Resucitado, junto con la fuerza amorosa de su Espíritu, la vida humana es –y ha de ser– «un dinamismo hacia delante… en la que Dios viene al encuentro del hombre para acompañarlo y caminar con él» (p. 101). Lógicamente con tan segura y gratificante compañía, la fe en la vida eterna confiere el más entusiasta y santificador sentido a la vida humana.

Jesús Domínguez Sanabria

Revista Agustiniana, vol. 54, año 2013, p. 239.

 

Los doce libros de San Pablo más solicitados por los lectores

(SP). Tres papas, un cardenal, dos sacerdotes (uno de ellos exorcista), una religiosa, una periodista, un matrimonio de escritores, un conferenciante con síndrome de Down… Son los autores de los títulos editados por San Pablo que más aceptación están teniendo, según determina un reciente estudio que combina los resultados de ventas de las librerías San Pablo de toda España (Bilbao, Murcia, Oviedo, Palma de Mallorca, Pamplona, Santiago de Compostela, Sevilla, Zaragoza y las dos de Madrid) con los datos de la Feria del Libro de Madrid y de la librería on-line.

Doce títulos que permiten conocer las preocupaciones e intereses del público ante los grandes acontecimientos eclesiales (el Año de la Fe, la elección y la figura del papa Francisco, el pensamiento del cardenal Martini, la figura del P. Amorth, el aniversario del papa Juan XXIII…), y también el alto nivel de aceptación de las novedades de San Pablo tanto en el campo del libro religioso como en la literatura infantil y juvenil. Doce títulos que podrían considerarse, si no imprescindibles, sí altamente recomendables, y que pueden constituir una buena compañía para el verano, tiempo de lectura y de formación sosegada para muchas personas, religiosos o laicos. Doce títulos que merece la pena leer (y tener).

Encabeza la lista Es bueno creer en Jesús, de José Antonio Pagola, un libro que desde su aparición ha despertado el máximo interés del público, que alcanzó la segunda edición en apenas un mes y que continúa siendo recomendado en muchos medios de comunicación. Le siguen, en el ámbito del libro religioso, dos libros de y sobre el nuevo papa: Papa Francisco. Su vida y sus desafíos, de Saverio Gaeta, que une en sus páginas la biografía y los principales desafíos eclesiales a los que ya se está enfrentando como Papa, y Pilares de un Pontificado, que recopila los textos que, desde su acción pastoral como cardenal, permiten pergeñar las líneas maestras de su pontificado. Entre estos dos títulos del papa Francisco se encuentra Creo en la vida eterna, de Carlo Maria Martini, un libro que adquirió, tras el fallecimiento del cardenal el pasado mes de agosto, el carácter de un testamento espiritual.

El quinto lugar de esta lista lo ocupa La alegría de la fe, el libro con el que el papa Benedicto XVI nos acerca el contenido de la fe expresada en el Credo y que vio la luz al comienzo del Año de la Fe. En el séptimo lugar, Encuentros con Jesús, de la Madre Francisca Sierra, una colección de oraciones y comentarios para el ciclo C que ya encabezó en la Feria del Libro la clasificación de los libros más vendidos en la caseta de la Editorial. En el noveno, Mamá, ¿Dios es verde?, el último libro de Mª Ángeles López Romero, una entretenida conversación de la autora con su hijo de 7 años sobre Dios, que está siendo todo un éxito desde su lanzamiento el pasado mes de mayo.

El reto de aprender, de Pablo Pineda, es el primer libro no religioso que aparece en la tabla. Se trata de la reflexión y el testimonio del autor acerca de la educación de las personas con síndrome de Down. Un libro que ha suscitado muchísimo interés en los medios de comunicación y entre el público, prueba de ello es que en apenas cinco meses ha alcanzado ya la tercera edición. En los puestos octavo y noveno, dos recientes novedades de literatura infantil y juvenil: Héroes en zapatillas, la nueva edición de un clásico que hizo las delicias de varias generaciones de niños que hoy son padres y que relata, en texto y en cómic, las aventuras de un montón de personajes de la historia, y Suad, de Lorenzo Silva y Noemí Trujillo, novela con la que obtuvieron el V Premio «La Brújula», y que relata, escrito en primera persona, una noche crucial en la vida de una adolescente de 16 años.

Cierran la lista otros dos libros religiosos: Más fuertes que el mal, un testimonio del sacerdote exorcista P. Amorth, y 365 días con Juan XXIII, del P. José María Fernández Lucio, que demuestra el interés y el afecto del público por la figura del Papa Bueno de quien se celebra ahora el quincuagésimo aniversario de su muerte.

(más…)