El mal no está en equivocarse, sino en no empezar

(José María Fernández Lucio, en La Civiltà Cattolica Iberoamericana). Rocco d’Ambrosio, sacerdote, es profesor de Filosofía y Ética política en la Pontificia Universidad Gregoriana, en la cual se doctoró en Ciencias sociales en 1995. Da clases de Ética para la Administración pública en la Escuela de Administración de Roma y se distingue por su creciente preocupación por la formación en el compromiso social y político; ha publicado diversas obras sobre estos temas. Ahora nos presenta este libro sobre la reforma eclesial y lógicas institucionales llevada a cabo por el papa Francisco. (más…)

Meditar y profundizar en la búsqueda de Dios de la mano de Ignacio de Loyola

(Conchita Calderón Aguilar, en Catequética). Los autores de este libro –365 días con Ignacio de Loyola– nos acercan a la vida y pensamientos de Ignacio de Loyola, un santo que por sus características y experiencias espirituales aportan al lector unas pautas para profundizar en su propia vida espiritual. Su vida fue una búsqueda constante de Dios.

Todos tenemos una historia desde que nacemos, unos acontecimientos, unas circunstancias y unas vivencias que van a influir en nuestro proyecto de vida. A veces no sabemos aprovechar estas experiencias y caminamos sin encontrar sentido a nuestra historia. Ignacio tuvo la valentía de enfrentarse a su mundo interior, a sus dudas, a sus sombras y a sus grandes deseos de plenitud. Dedicó mucho tiempo a escucharse y a escuchar a Dios.

(más…)

Para leer y reflexionar todo el año con textos de los santos

(Miguel de Santiago, en Ecclesia). Se amplía la colección 365 días con de la Editorial San Pablo con dos nuevos volúmenes: 365 días con los santos y 365 días con Ignacio de Loyola. Como es habitual, se ofrece una selección de textos, que se proponen para la reflexión de cada uno de los 365 días del año (por cierto, son 366, pues incluyen también el 29 de febrero). Los santos cuyos textos se han seleccionado aquí son desconocidos en su mayor parte por el gran público, pues se trata de casi un centenar de los grandes autores de la patrística, considerados maestros de la fe en los primeros siglos del cristianismo y que forman parte de la Tradición de la Iglesia: por la eminencia de su doctrina y por la santidad de vida. Este libro, sobre todo, permite un acercamiento básico y hasta provocador o estimulante para aquellos que no disponen de tiempo suficiente para adentrarse en la vasta producción de los grandes autores de la teología patrística.

Por su parte, el volumen dedicado a san Ignacio de Loyola, el fundador de la Compañía de Jesús, uno de los mayores autores de espiritualidad de todos los tiempos, ofrece textos más conocidos por ser el autor de los Ejercicios espirituales y de la maravillosa autobiografía conocida como El Peregrino (esta es, además, una de las grandes joyas literarias de la gran prosa del siglo XVI) .

Miguel de Santiago

Ecclesia (18 de junio de 2016) 16.

Estupenda selección de textos de Ignacio de Loyola

(Ángel Gómez Escorial, en Betania). La colección 365 con… va tomando su posición importante en el catálogo de la Editorial San Pablo. Yo afirmaría que es un clásico ya. José María Fernández y Miguel Carmen, dos personas muy ligadas a la editorial conforman el equipo que realiza esta serie. Reconozco –por lo menos para mí lo ha sido– que una “maqueta” muy bien pensada, pues anima a la cita diaria con una persona o una actividad de la Iglesia. En algún caso, me he leído la obra completa y luego la he tenido a mano para hacer una «visita» cada día a la misma.

Y esto me ocurre con el nuevo título: 365 días con Ignacio de Loyola, santo y autor de mucha predilección por mí. La Autobiografía del Peregrino fue un descubrimiento fundamental en los años esperanzadores de mi conversión. Aunque externo –y ni siquiera cercano a la Compañía de Jesús– tengo que reconocer que mi amistad con José María Maruri, SJ, ya fallecido, fue otro pilar fundamental para mi «instalación» dentro de la Iglesia. Maruri llegó a decir que yo sabía más de Ignacio de Loyola que él mismo. Lo cierto es que ningún autor sagrado me cautivó y le dediqué muchas horas. Por ello he recibido este libro con alborozo.

Se va desgranando el calendario desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre y sin tener en cuenta el presente año bisiesto –no aparece– el 29 de febrero, cada día tiene una cita de los textos escritos por Ignacio de Loyola. En este caso hay un «orden mantenido» de sus obras. Así, se comienza con párrafos de los Ejercicios Espirituales, se sigue con trozos del Peregrino y se sigue con las Cartas. La obra epistolar de Ignacio fue enorme y en el libro hay una profusión de textos –la mayoría del volumen– de sus Cartas. También es verdad que en ellas hay consejos muy directos para la formación y catequesis de sus corresponsales. Y tienen una muy especial importancia en las obras completas de san Ignacio. En fin, mi reconocimiento hacia la colección y especialmente para este 365 días con Ignacio de Loyola, por su estupenda selección de textos.

Angel Gómez Escorial

Betania 916 (10-14 de febrero de 2016)