Destinar al Señor 24 horas de oración y de pura existencia

(Ángel Gómez Escorial, en Betania). La obra tiene un subtítulo: Subsidio Pastoral. Asimismo recuerda que la frase del título Misericordia quiero es un texto de Mateo, capítulo 9, versículo 13. Pero lo que es más importante. Es guía y argumentario para la celebración de «24 horas para el Señor». Se trata de destinar al Señor esas 24 horas de oración y de pura existencia del 24 al 25 de marzo de este año. La conmemoración se celebre en toda la Iglesia universal por idea y sugerencia del Papa Francisco, quien, por su parte, escribe en la contraportada: «Misericordia: es la vía que une a Dios y al hombre, porque abre el corazón a la esperanza de ser amados, no obstante el límite de nuestro pecado». (más…)

Materiales para la celebración de las «24 horas para el Señor»

(SP). Misericordia quiero ofrece los subsidios pastorales para la celebración de las «24 horas para el Señor», práctica cuaresmal de oración y penitencia propuesta por el Papa Francisco que este año será entre los días 24 y 25 de marzo. Esta iniciativa, que se celebra desde el año 2014, supone la apertura extraordinaria de los templos para ofrecer a los fieles la posibilidad de confesión, oración y adoración eucarística.

Este documento ofrece algunas sugerencias para permitir a las parroquias y a las comunidades cristianas prepararse para esta jornada: una breve reflexión que puede ayudar al penitente individual a vivir de manera consciente y, venciendo las eventuales resistencias internas, el encuentro con el sacerdote en el momento de la confesión individual; tres testimonios de personas que han relatado su conversión y que pueden ser una ayuda para reflexionar sobre la conciencia de la presencia de Dios en la vida de cada uno; dos inspiraciones o ejemplos de santidad (la beata Clara Luz Badano y Jacques Fesch, cuyo proceso de beatificación permanece abierto), que pueden servir para la reflexión o para los encuentros de catequesis, y unas propuestas de lectio divina o meditación basada en la Palabra de Dios.