Osoro presenta «Diaconado permanente»

Osoro presenta «Diaconado permanente»

«En la Iglesia o somos servidores o somos comediantes», insiste el cardenal

(Cameron Doody, en Religión Digital). ¿Para qué sirven los diáconos? ¿Forman parte de un ministerio prescindible en la Iglesia de hoy? A estas y otras preguntas ha respondido la noche de este miércoles el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, quien en el marco de la presentación del nuevo libro de Javier VillalbaDiaconado permanente. Signos de una Iglesia servidora– ha afirmado que, respecto al ministerio de servicio al que los diáconos y toda la Iglesia están llamados, «en la Iglesia, o somos servidores o somos comediantes».

(más…)

Javier Villalba: «El corazón y la razón de ser del diácono es el servicio a los más necesitados»

Javier Villalba: «El corazón y la razón de ser del diácono es el servicio a los más necesitados»

«Si Dios te llama en un momento determinado de tu vida, en el que ya tienes un proyecto de vida con otra persona y con una familia, es porque realmente Dios te quiere así».
De esta forma justifica Javier Villalba su condición de pediatra, hombre de familia y diácono permanente. Ministerio éste último sobre el que acaba de publicar un libro: Diaconado permanente. Signos de una Iglesia servidora (San Pablo).

(Jesús Bastante, en Religión Digital). Estamos con Javier Villalba, que viene a presentarnos un libro sobre un tema muy actual en la Iglesia hoy. Se titula Diaconado permanente. Signos de una Iglesia servidora” y ha sido editado por San Pablo.
Comenzamos por el título.

¿Cuáles son esos signos a los que te refieres en el enunciado de tu libro?

Creo que la Iglesia hoy trata de renovarse en el sentido de ser servidora: de cambiar un poco la imagen de mirar hacia adentro y mirar hacia afuera para lograr esa propuesta que tenemos encima de la mesa y que probablemente provenga también de nuestro Papa Francisco.

(más…)

Términos de azarosa y reconfortante actualidad

(Antonio Aradillas, en Religión Digital). «A todas las personas que se preguntan y no dejan de buscar» dedica Jose Chamorro –diplomado en Educación Especial y Licenciado en Pedagogía– este su nuevo libro, Claves para saborear la vida, editado por San Pablo.

Es obvio, y lógico, pensar que, tanto la intención del autor, como el propio título, son referencias obligadas que suscitarán el interés de numerosos lectores. «Claves», «saborear», «vida», «preguntas», «personas», «alegría» y «búsqueda»… son términos de azarosa y reconfortante actualidad en los más elementales programas e idearios de educación-formación-enseñanza que demandan los tiempos y las circunstancias nuevas, necesitados unos y otras de respuestas convincentes y serias, que es exactamente el juicio que le merece el libro a su prologuista, el excelente teólogo bíblico Xabier Pikaza: (más…)

Filósofos como Marías son tan necesarios hoy en la Iglesia como los teólogos

(Antonio Aradillas, en Religión Digital). «Probablemente no haya ningún otro caso en la historia de la filosofía contemporánea de un filósofo cuya vida y obra –desde su primera juventud hasta su vejez–, estén tan orientadas hacia Dios. A pesar de tantas dificultades, calumnias e incomprensiones, Julián Marías nunca se desanimó en su tarea de construir una filosofía más apta para hacer inteligible la revelación cristiana. Por eso merece ser calificado como apóstol de la divina razón».

Subscribo con feliz complacencia el juicio anterior relativo al libro sobre Julián Marías, cuyo autor es Enrique González Fernández, (más…)

La familia, uno de los temas más recurrentes en la historia

(Antonio Aradillas, en Religión Digital). Fue, es y será la familia uno de los temas más recurrentes en la historia de la bibliografía, fiel reflejo de lo que acontece, se añora. y aún se proyecta, con temores para unos, y esperanzas para otros.

Ni todo fue, ni es, tan malo o defectuoso en la familia pensada, estructurada y vivida «a la antigua usanza», ni todo lo que se desea y aún se cree que será la «nueva familia», ha de ser considerado el mejor, o el único esquema de vida, por lo que a la autocrítica han de reservársele, por definición, largos y fundamentados espacios de reflexión y recogimiento. (más…)