Un camino abierto a la persona humana

(V. B., en Studium). Elegido obispo de Palencia en el año 1978, Nicolás Castellanos sorprendió a todos cuando, en el año 1991, presentó su renuncia a Juan Pablo II, y desde ese momento se ha dedicado en cuerpo y alma a las misiones con el proyecto Hombres Nuevos en Santa Cruz de la Sierra (Bolivia). Ahora nos ofrece en Ser hoy persona humana y creyente algunos pensamientos sobre su experiencia personal, en los que nos invita e incita a replantearnos nuestra vida abiertos a la amistad, ejerciendo la libertad, practicando la bondad y buscando el bien común… La conciencia colectiva postula apremiantemente la recuperación de la persona humana en toda su identidad y en todos sus valores. Por tanto, lo primero de todo es empezar por ser persona y tener motivos profundos para vivir con sentido plenamente humano. Esos pensamientos, valores y esperanzas, esa vida nueva y ese nuevo hombre nuevo que debe nacer es lo que va exponiendo en una serie de apartados, titulados: persona y relaciones humanas, educar en valores y valores para vivir, jerarquía de esos valores (religiosos, psíquicos, morales, estéticos, intelectuales, vitales, económicos), belleza y solidaridad en el camino de los pobres, jovialidad de la fe, renovación evangelizadora, nuevo rostro de la Iglesia, vivir en amistad, diversas maneras de hacernos visibles en nuestra disponibilidad, servicio a los pobres. Un camino abierto a la persona humana expuesto con serenidad y como un testimonio muy personal.

V. B.

Studium, vol. LVII, fasc. 1 (enero-abril de 2017) 170-171.