Un estímulo de esperanza

(Koldo Gutiérrez, en Misión Joven). Luis Aranguren escribe en la editorial San Pablo este hermoso libro sobre Monseñor Romero: San Romero de los Derechos Humanos. Desde las primeras páginas del texto, el autor reconoce que Romero ha jugado un importante papel en su propia maduración humana y creyente. Esto podrían afirmarlo muchas generaciones que han tenido en el obispo de San Salvador un referente y un modelo de vida coherente y entregada.

Aranguren es consciente de la dificultad que tiene escribir algo novedoso sobre Monseñor Romero porque, en estos cuarenta años que distan de su martirio, muchos otros se han acercado a él desde distintas perspectivas: obispo, mártir, predicador, creyente, santo. ¿Dónde está la novedad de su aportación? El autor se centra en los derechos humanos y, en concreto, subraya sobre todo la perspectiva ética y el desafío educativo. Tengo que reconocer que la elección ha sido acertada. Personalmente me he acercado a este libro con la mirada de un agente de pastoral. Y en este texto descubro muchos estímulos éticos y educativos para el trabajo pastoral.

El libro comienza con un capítulo donde se pone un contexto a Monseñor Romero en el marco de las concretas circunstancias que tuvo que vivir. Aranguren sabe transportarnos a nuestro actual contexto. Su intención es iluminar nuestras circunstancias con el legado de Monseñor Romero desde una perspectiva ética y educativa. Es de destacar la soltura y profundidad de los argumentos que encontramos en el libro, sustanciados con una sólida fundamentación filosófica.

Por último, creo que es de agradecer el último capítulo donde el Aranguren compara la manera de hacer de Monseñor Romero con la manera de hacer del papa Francisco. Este capítulo nos hace respirar aire fresco y es un estímulo de esperanza.

Koldo Gutiérrez

Misión Joven 492-493 (enero-febrero de 2018) 112.