Una contribución a la primavera eclesial iniciada por Francisco

(Jesús Rojano Martínez, en Misión Joven). Nuevos signos de los tiempos nos ofrece las principales aportaciones del primer Encuentro Iberoamericano de Teología celebrado en Boston en 2017.

Dicho encuentro se situó en el contexto de la renovación eclesial que está impulsando el papa Francisco, que los autores releen con razón como un intento de actualizar el espíritu del Concilio Vaticano II. También se tomaban como motivo del congreso los 50 años del documento de Medellín, tan importante en la trayectoria de la Iglesia y la teología latinoamericana.

Este congreso ha sido promovido por teólogos como Rafael Luciani, Carlos María Galli, Juan Carlos Scannone SJ y Félix Palazzi. Más de cuarenta teólogos y pastoralistas han discernido sobre los ejes que caracterizan este momento trascendental: las relaciones de exclusión, la necesidad de caminar hacia la pluriculturalidad y la urgencia de apoyar formas emergentes de la sociedad civil que representen fuerzas de cambio. Los frutos de este diálogo pretenden ser una contribución a la primavera eclesial iniciada por Francisco, al servicio de los excluidos. Algunas aportaciones, de hecho, como las de Galli y Scannone, nso ayudan a concoer e interpretar las raíces teológicas y espirituales del papa Francisco (como la “teología del pueblo”, por ejemplo).

Jesús Rojano Martínez

Misión Joven 498-499 (julio-agosto de 2018) 110.