Pastores con olor a oveja

Pastores con olor a oveja

(Francesc-Xavier Marín, en El Ciervo). Desde primera hora el papa Francisco ha recordado que la Iglesia solo tiene sentido en tanto que sacramento de la acción de Dios: vive para evangelizar saliendo a las periferias. El Papa denuncia una Iglesia que se complace en la mundaneidad del poder y la influencia, instalada en una autorreferencia que degenera en narcismo y toda suerte de escándalos. (más…)

Los hombres de Francisco

Los hombres de Francisco

Los nuevos cardenales se confiesan

El joven periodista italiano Fabio Marchese Ragona

vaticanista del Gru­po Mediaset, ha lanzado el libro Los hombres de Francisco (Los nuevos cardenales se confiesan) (Ed. San Pablo), en el que 35 de los cardenales creados por el pontífice actual hacen declara­ciones acerca de varias cuestiones. Solamente hay dos españoles: Car­los Osoro y José Luis Lacunza.

A través de las mismas puede urdirse una semblanza que sirve para hacernos una idea, cierto es que no demasiado aproximada, de quié­nes son las personas eclesiásticas de las que ha querido rodearse Francisco, ya que la creación de cardenales es exclusiva competencia y personal decisión del Papa. Es cierto que el Código de Derecho Canónico pide que se distingan por su doctrina, costumbres, piedad y prudencia en las resoluciones a fin de que puedan constituir esa especie de senado de co­laboradores cercanos al Pontífice. Las entrevistas que aquí aparecen son inéditas en su mayor parte, con añadidos ocasionales ya conocidos, y se centran en un momento de la vida cotidiana del protagonista, en cómo conoció su elec­ción cardenalicia puesto que Francisco no suele informar previamente a los ele­gidos según venía siendo costumbre y, sobre todo, en recoger la opinión acerca de cuestiones candentes: reforma de la curia, diálogo con el islam, crisis de vo­caciones, aborto, eutanasia, emigración, secularización de Europa, futuro de la Iglesia … Estas páginas tienen la virtud de que los entrevistados pertenecen a los cinco continentes ( a todos los confines de la tierra, como decía Juan Pablo II cuando creaba cardenales) y todos ellos tienen historias diferentes.

Papa Franciso

Si es cierto que Fran­cisco con sus creaciones cardenalicias está con -figurando su equipo de colaboradores, no es menos cierto que él fue llamado a configurar el equipo de colaboradores de Juan Pablo II en 2001; exactamente igual que lo fue el prologuista del libro, óscar Rodrí-guez Madariaga, proce­dente de Honduras, un país de lo que ahora se denominan periferias y que hasta entonces nunca había tenido un cardenal. Por cierto, el autor del prólogo revela algún «secretillo» del consistorio en que fue elegido Papa el cardenal Jorge Mario Bergoglio.

El libro Mirar a Cristo (Ejercicios de fe, esperanza y caridad) (Ed. Encuentro) de Joseph Ratzinger contiene las me­ditaciones dirigidas en una tanda de ejercicios espirituales a sacerdotes del movimiento Comunión y Liberación en el año 1986, cuando era prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Hay espiritualidad, pero también teo­logía y filosofía, ya que, como él mismo confiesa. se sirvió de las reflexiones del filósofo alemán Josef Pieper. Ratzinger, autor de un tratado fundamental como su Escatología, muestra aquí sus brillantes consideraciones sobre la esperanza y so­bre el optimismo; años después, ya como Papa, nos dejaría una encíclica tan olvi­dada como intuitiva y profunda, a la que es preciso acudir de cuando en cuando, como la Spe salvi.

Con motivo de los cincuenta años de la aparición de la Humanae vitae de Pablo VI el profesor José Granados ha preparado la edición de aquella breve encíclica (Ed. Palabra), acompañada de algunos textos de los papas siguientes (Juan Pablo II, Benedicto XVI y Fran­cisco) en los que se comentan y glosan algunos aspectos de la misma. Aparte de la posibilidad de releer y comprobar la clarividencia profética de Pablo VI en 1968, hace ya medio siglo, encontramos un texto especialmente lú­cido de Benedicto XVI en 2008 sobre la actualidad de la Humanae vitae y el dis­curso de Francisco a las familias en Ma­nila en 2015 donde subrayó la valentía de Pablo VI al defender la apertura a la vida de la familia.

– Artículo de Miguel de Santiago, publicado en Revista Ecclesia el 22/09/18.

Libro “Los hombres de Francisco” disponible en sanpablo.es

Todo puede cambiar

Todo puede cambiar

Este libro-entrevista supone una mirada al mundo en toda su

complejidad desde la atalaya del fundador de Sant’Egidio

Una historia por continuar

Todo puede cambiar es el sugerente título de este libro-entrevista que el teólogo Massimo Naro realiza a Andrea Riccardi con ocasión del 50º aniversario del nacimiento de la Comunidad de Sant’Egidio. No es un libro sobre la historia de Sant’Egidio ni sobre su fundador, es una conversación sobre el mundo visto desde la atalaya de este original sujeto eclesial, porque el mundo entra en Sant’Egidio a través de todos y cada uno de los poros de su piel. Y con el mundo, también entra toda su complejidad. De ahí que, a lo largo de estas páginas, se aborde un amplísimo abanico de temáticas: desde la pobreza, la guerra o la injusticia, a la cultura, la política, la religión, el ecumenismo, la Iglesia… La visión que ofrece esta obra no es ni pesimista ni optimista, sino profundamente realista, pero con ese realismo evangélico que exige mirar a la realidad, esforzarse por comprenderla y elaborar respuestas siempre nuevas que abran a un futuro mejor.

Baste como ejemplo la puesta en marcha de los corredores humanitarios para refugiados en varios países europeos como respuesta al gran reto de la migración en el contexto actual. Se trata de un libro que ofrece pistas para no perderse en el maremágnum del mundo globalizado: que muestra que es posible conciliar el “yo” con el “nosotros” en un tiempo atravesado por fuertes tensiones individualistas; que enseña que sueño y realismo no son conceptos incompatibles; que demuestra que se puede vivir la pasión por lo local sin perder la perspectiva universal y que es posible vivir un cristianismo moderno, pero no mundanizado, que no se amolda a la mentalidad corriente.

A lo largo de estas Conversaciones de Andrea Riccardi con Massimo Naro, se destaca la importancia de la cultura para descifrar la complejidad del mundo global. De una cultura en sentido amplio, no solo académico. De una cultura que alimente la política, tan saturada de ideologías, y que permita realizar la necesaria tarea de traducir la fe en cultura, para que el mensaje cristiano circule a través del discurso humano y pueda responder a las cuestiones que palpitan en el hombre y la mujer del siglo XXI. Es una cultura que se alimenta también del encuentro y el diálogo con el diferente, lo que permite forjar amistades sólidas y no puramente emocionales.

Todo puede cambiar

Todo puede cambiar

 

El lector encontrará en el texto que presentamos claves para vivir el cristianismo en el mundo de hoy. No un cristianismo que se protege tras los muros de un mundo que considera hostil o ajeno, pues –como afirma el mismo autor– los muros ni salvan ni defienden, tan solo protegen el declive. Sí un cristianismo que quizá no llegará a dominar numéricamente en el mundo (nadie lo sabe), pero que con toda seguridad no está destinado a ser irrelevante, sino a hacer historia. En este sentido, para Sant’Egidio la principal clave de lectura de la realidad ha sido siempre el dolor del hombre, considerado como el más central y fundamental de los signos de los tiempos. Por eso, Sant’Egidio es un laboratorio de caridad “artesanal”: flexible, familiar y creativa, capaz de encontrar siempre la forma para poner al servicio del bien común lo mejor de cada uno.

Fidelidad y renovación Todo puede cambiar es un libro lleno de entusiasmo, esa “medicina” tan necesaria en estos tiempos de desilusión y desánimo; un libro que alimenta la esperanza para una Iglesia siempre joven y en movimiento, que habla a todos con un lenguaje comprensible. Se entiende bien leyendo estas Conversaciones que, para la lógica de la fe, la fidelidad consiste en cambiar y no en conservar, partiendo de la premisa de que la centralidad de la Palabra de Dios es la fuente de toda renovación. Por eso, y a pesar de lo que un aniversario tan redondo pudiese propiciarla, no se aprecia en esta obra la más mínima nostalgia del pasado. De la misma manera que un árbol no tiene nostalgia de la semilla a partir de la cual creció, el fundador de Sant’Egidio no alberga ningún tipo de misticismo hacia sus inicios. Por ello afirma en la conclusión del libro que Sant’Egidio es hoy más Sant’Egidio que en los comienzos, pues no es el resultado de haber desarrolla-do ningún proyecto, sino la historia de una fraternidad de hombres y mujeres que no han dejado de preguntarse cómo ser cristianos responsables en el mundo. Sant’Egidio no esconde ninguna fórmula que se pueda reproducir o exportar, se trata “sencillamente” de una historia por continuar. ¿El secreto? No hay un método, no hay un manual, o mejor dicho, el “método” es el que se describe desde las primeras páginas del Génesis: escuchar la Palabra de Dios y ponerse a caminar en la dirección que indica, como hizo Abrahán.

– Artículo de Tíscar Espigares, publicada en Revista Vida Nueva del 21/09/18.

Libro disponible en sanpablo.es

El último gran hombre

El último gran hombre

En el centenario del líder sudafricano, el autor le despoja

de su ropaje mítico para mostrarnos la grandeza del hombre

El pasado 18 de julio Nelson Man­dela habría cumplido cien años. La Editorial San Pablo ha querido sumarse al aniversario publicando una extensa biografía escrita por el perio­dista Javier Fariñas, que se añade a la ya nutrida bibliografía del activista y líder sudafricano, sobre el que -como reconoce el propio autor- “tanto y tan bien se ha escrito” (p. 29). En su In­troducción, Xavier Aldekoa ubica al lector en la perspectiva de la obra: su interés se centra en despojar al per­sonaje del ropaje mítico para mostrar “cómo Mandela llegó a ser Mandela y, sobre todo, cómo reunió el valor de estar a la altura de la historia que le tocó vivir” (p. 13).

El autor desentraña las claves que permiten comprender cómo se forjó el carácter y se fraguó la personalidad de uno de los grandes referentes morales de nuestro tiempo.
Fariñas desgrana la vida de Mandela desde sus primeros años en el Transkei, “un sitio alejado de cualquier lugar”
(p. 32), su temprana fascinación por la gran urbe cosmopolita de Johannes­burgo, su encuentro con Walter Sisulu, su despertar al activismo político, su breve etapa de militancia combati­va en el brazo armado del Congreso Nacional Africano (CNA), sus largos años de reclusión en Robben Island, el lugar donde “se engendró uno de los grandes personajes de la historia contemporánea” (p. 298); y, finalmente, su tarea como presidente de Sudáfrica y su inestimable labor a favor de la reconciliación.

A lo largo de sus páginas, van des­filando todas aquellas personas que formaron parte de la vida de Madiba: familiares, amigos, compañeros de militancia, pero también adversarios y carceleros, en definitiva, todos aquellos que jugaron un papel determinante en la trayectoria vital y política de Mande­la. Porque en un continente “donde la individualidad se empequeñece al lado del valor del colectivo” (p. 25), resulta todavía más verdadero que “la historia de una persona, incluso a través de su grandeza, solo es posible gracias a los demás” (p. 27).

Pero el libro no es solo una biogra­fía de Mandela. Es, al mismo tiempo, una excelente radiografía del perverso sistema de ingeniería social vigente en Sudáfrica durante casi cinco déca­das, bautizado como apartheid o, en su designación eufemística, “desarrollo separado”, que Fariñas resume en una simple frase: “Los blancos a un lado, el resto a otro” (p. 28). El volumen va desgranando el complejo entramado legislativo que acabó por hacer de la vida de la población negra un auténtico calvario, convirtiéndoles en extranjeros en su propio país; se recrea la creación de las townships y los bantustanes, que dieron a luz a esa sociedad disfuncional que tan bien ha retratado el escritor J. M. Coetzee en su alegórica Vida y época de Michael K o en La edad de hierro; y se evoca la lucha de la población negra frente a un régimen que, como afirma el autor, “tenía la fuerza pero no la razón” (p. 439). He aquí uno de las mejores aportaciones del libro: al terminar sus páginas, el lector no solo se habrá acercado a la vida de Mande­la; también se habrá aproximado a la compleja historia de ese atípico país del continente africano, que el dominico Albert Nolan definió como “una tierra de esperanza y desesperación”.     

            

   
       

 

Fuentes principales
Fariñas ha reconstruido la trayectoria personal y política del líder sudafri­cano tomando como fuente principal los escritos del propio Mandela, sobre todo la autobiografía que escribió en sus años de cautiverio (El largo camino hacia la libertad), junto a algunas de las obras más importantes que han visto la luz en los últimos años (J. Carlin, C. Brand, R. Stengel, A. Sampson) y el inestimable recurso de los archivos de la editorial Mundo Negro, de cuya revista del mismo nombre el autor es actualmente redactor jefe.

Dos anexos cierran el libro: el fa­moso alegato que pronunciara ante el tribunal que le sentenció a cadena perpetua, en el conocido como “juicio de Rivonia”, que el propio Mandela calificó como “un juicio a las aspira­ciones del pueblo sudafricano”; y la Carta de la Libertad, carta magna del multirracialismo, redactada en 1955 por los grupos opositores al apartheid y considerada todavía hoy como uno de los documentos más importantes de la historia sudafricana reciente.
En definitiva, estamos ante una biografía extensa pero ágil, de amena lectura, que si bien quizás no añadirá mucho a aquellos lectores familiariza­dos ya con la autobiografía de Mandela, es una magnífica y bien documentada aproximación a una de las grandes personalidades del siglo XX, al que su compatriota Coetzee describió como “un gran hombre, posiblemente el úl­timo gran hombre, en un tiempo en que el concepto de grandeza se retira de la historia”.

Lectura de la obra teresiana desde la Biblia

Lectura de la obra teresiana desde la Biblia

(José Luis García, en Palabra). Ecos bíblicos en el Camino de perfección de Santa Teresa es el subtítulo de Mejor será que hilen, el nuevo libro de Pilar Huerta Román, carmelita descalza que ya había publicado otro centrado en el estudio que la Orden del Carmelo ha llevado a cabo para preparar el V Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús. (más…)

Una ayuda que dignifica

Una ayuda que dignifica

(Rosa María Belda Moreno, en Vida Nueva). El counselling “es la forma de relación de ayuda en la que un profesional de la ayuda con competencias relacionales encuentra a otro en contextos de fragilidad, crisis, desorganización interna y, creyendo en él y a través de la relación, le acompaña a desarrollarse en el máximo de sus posibilidades”. Así describe el autor el proceso de counselling, que a tantos nos apasiona. (más…)