Cuestiones siempre antiguas y siempre nuevas

(J. Montero, en Studium). Tenemos entre las manos Tuiteando con Dios, un libro original en su redacción como el mismo título lo deja adivinar, y en su presentación. No pretende ser un tratado de teología. Es verdad que los temas que propone atañen a nuestra relación con Dios a partir de lo que enseñan la Sagrada Escritura y la Iglesia católica, pero está escrito como respuesta a preguntas de los jóvenes de hoy, lo cual es un valor añadido. No edulcora la verdad sino que se la presenta de manera íntegra y atractiva. En la primera de las cuatro partes en que se divide el libro, presenta Tuits acerca de Dios como principio y fin (la esencia de la fe, Dios, la Biblia en el A. y N. Testamento, el mal, María, cielo-infierno-purgatorio); en la segunda habla de la Iglesia y de su futuro (su origen, la Reforma, la respuesta de la Iglesia en la actualidad y la Iglesia en el siglo XX); en la tercera habla de la oración y los sacramentos (la oración personal, las tradiciones y las devociones, la liturgia, los sacramentos con especial énfasis en la eucaristía) y la cuarta está dedicada a la vida cristiana: fe y ética (vocación cristiana y vida del cristiano, la llamada a la santidad, la sexualidad y la vida humana, el final dela vida). Temas clásicos, pero el hecho de estar escrito para los jóvenes y con la mirada puesta en ellos hace interesante su lectura como eco de su respuesta a los retos siguientes: atreverse a preguntar, atreverse a pensar, atreverse a escuchar y atreverse a tener fe. En el fondo, el libro enseña actitudes básicas de la vida cristiana, pero presentadas con la frescura joven de las cuestiones siempre antiguas y siempre nuevas. Comenzar su lectura significa embarcarse en ella hasta el final sin poder detenerse.

J. Montero

Studium, vol. LVII, fasc. 1 (enero-abril de 2017) 161.