Defensa de una humanización sin coacción ni devaluación

(El Ciervo). La moral desvinculada de la teología y de la espiritualidad degenera en legalismo. Lo divino en la experiencia humana hace frente al reto que plantean cristianos que no desean regirse por una moral preceptiva, y al desafío de los que seleccionan preceptos para construirse una moral a la carta. Lo propio es la defensa de una humanización sin coacción ni devaluación porque debemos reconocernos como hijos del Dios que se encarnó.

El Ciervo 757 (mayo-junio de 2016) 45.