Dos grandes santos hermanos

(Óscar Alonso, en Antena Conventual). De san Francisco se ha escrito mucho, de todo, demasiado incluso. De hecho, a veces el exceso de fervor acaba por ocultar, sin pretenderlo, la imagen de una figura tan carismática y potente. Pero estamos en una cultura que adolece de buenos lectores. Además, el mantra de nuestro tiempo es «no tengo tiempo» para casi nada. Tampoco para leer con serenidad, para quedar atrapado por una historia o por un personaje que nos zarandee y despierte.

Necesitamos textos que sinteticen sin ser tan simples que terminen edulcorando historias y abaratando la hondura y la profundidad de los protagonistas. Esta obra de Luis E. Larra sintetiza la vida de Francisco. Lo hace con rigor, con las citas textuales justas, con las notas imprescindibles, sin perder el hilo, manteniendo al lector atento a la historia que se cuenta.

Sin duda, estamos ante un texto precioso para los que ya conocemos la vida y milagros del Santo de Asís, y un texto magnífico y muy recomendable para quien desee acercarse a su vida por primera vez. Francisco de Asís, «el santo que todo lo hermana», el hermano que hace santas las cosas más cotidianas de la vida. El santo al que algunos visitan por curiosidad y otros por necesidad.

Esta obra, según su autor, es una «biografía básica, breve y exprés de Francisco, no minuciosa ni detallista sino realizada a base de trazos libres y sueltos; es inevitablemente subjetiva y parcial… un intento de aproximación a la figura de Francisco».

Intento certero que demuestra, una vez más, que lo más importante de las fechas del nacimiento y la muerte de una persona es el guion que las separa. Obra recomendable, con la que se disfruta y se aprende.

Retrato de bolsillo

De san Antonio conocemos las anécdotas, los episodios más vinculados a su fama de santo amable y milagrero, pero siempre a uno le queda la sensación de no saber algo más de su vida, algo más fundamentado, más valioso y reposado. Este libro es un retrato de bolsillo de San Antonio de Padua, nacido en Lisboa, viajero incansable, que conoció a san Francisco, que ejerció diversos ministerios en la Orden y que fue nombrado Doctor Evangélico de la Iglesia.

La obra de Valentín Redondo es una biografía en primera persona que rezuma un profundo conocimiento de la vida del Santo y, al mismo tiempo, un extraordinario poder de síntesis y de acercamiento sencillo al lector. No es fácil presentar a san Antonio, el «abogado de pobres y enfermos», sin caer en lo legendario y en lo que pertenece más al fervor que a la realidad.

Los datos históricos se entrelazan con apuntes artísticos, anécdotas, pasajes curiosos y poco conocidos de la vida de san Antonio, todo ello aderezado por capítulos y escenas de honda raíz franciscana: desapropiación, predicación, trabajo por la paz, formación teológica y amor a la Orden. Un ejemplar sencillo que habla de un hombre sencillo en su magnanimidad.

Óscar Alonso

Antena Conventual (junio de 2019) 24.