El gran corazón, la caridad y la delicadeza de Pablo VI

(Jesús Ortiz López, en Palabra). La barca de Pablo recoge cartas inéditas de san Pablo VI, que ponen de manifiesto su amor y entrega total a la Iglesia de Jesucristo.

La mente del nuevo santo estuvo guiada por la fe teologal, aun en medio de las dificultades y sin queja, como la contestación a su profética encíclica Humane Vitae, y a otras resoluciones del Concilio Vaticano II; condujo a la Iglesia superando las incom-prensiones y experimentos extravagantes de la doctrina y la praxis católicas. Quizá más valioso aún resulta comprobar en estas cartas su gran corazón, su fina caridad, su delicadeza con quienes le trataron de cerca. Siempre fue consciente de sus limitaciones para ser el Vicario de Cristo, y se abandonaba en las manos de Dios. Desde el principio preparó dos cartas con su renuncia en caso de incapacidad prolongada. Se incluye una carta del médico Buzzonetti agradecido por las delicadezas de tan buen paciente. También se publica una breve carta del Papa Francisco, en la que escribe: “He leído con asombro estas cartas de Pablo VI, que me parecen un humilde y profético testimonio de amor a Cristo y a su Iglesia y una ulterior prueba de la santidad de este gran papa”.

Jesús Ortiz López

Palabra 672 (diciembre de 2018) 75.