Instrumentos de evangelización en el ámbito digital

(Miguel de Santiago, en Ecclesia). Una religiosa mediática, como se dice ahora, Xiskya Valladares, que ha defendido su tesis doctoral sobre análisis comunicacional del empleo que las instituciones católicas españolas hacen de Twitter, su evaluación e implicaciones para la práctica, extrae y recupera algunas de sus conclusiones en el libro Buenas prácticas para evangelizar en Twitter (Ed. San Pablo). La obra es prolija en ilustraciones a todo color y tiene una maquetación muy acorde con el tema que aborda. Contiene algunas observaciones de los periodistas Susana Herrera y Daniel Pajuelo. Los medios de comunicación nos invaden con terribles comentarios aparecidos en esta, y en otras, redes sociales; como todo medio, Twitter es susceptible de un uso bueno o malo. De ahí que Xiskya Valladares ofrezca una serie de prácticas destinadas a mejorar la presencia del mensaje católico en las redes sociales a fin de darlo a conocer, junto con verdaderos testimonios de fe. Informar y crear comunidad pueden ser instrumentos de evangelización en el ámbito digital y llevar al compromiso de cuantos están enganchados a las redes sociales o al complejo mundo virtual.

Un cierto parentesco se puede encontrar en otro libro, editado también por San Pablo, que se titula Tuiteando con Dios, firmado por el sacerdote holandés Michel Remery, vicesecretario del Consejo de las Conferencias Episcopales Europeas. La edición española está prologada por José Ignacio Munilla, obispo presidente de la Comisión de Medios de Comunicación del citado organismo europeo. El libro, tal y como reza y explica el título, se nos presenta con gran dosis de originalidad, más bien novedad, a la hora de plantear preguntas sobre Dios, la fe, la Biblia, Jesucristo, la Iglesia, y otros temas fronterizos sobre temas relacionados con lo religioso y lo moral. A través de dos centenares de «tuits» se van ofreciendo respuestas a las preocupaciones que sienten los jóvenes actuales, inmersos de hoz y coz en el mundo virtual de las redes sociales. Como es lógico, la metodología de la obra está especialmente pensada para las generaciones más jóvenes, si bien la temática puede terminar interesando a todos cuantos se muestran preocupados por las cuestiones religiosas; para eso se ha elaborado un índice, que, con sus respectivas preguntas, destaca los temas de actualidad.

Miguel de Santiago

Ecclesia (3 de diciembre de 2016) 15.