Interrogantes para conocer la figura de Jesús

(Studium). ¡Cuántos interrogantes plantea esta obra, y cuántos intentos por tratar de solucionarlos! ¿Fue Jesús un judío que no pretendió fundar una nueva religión? ¿Cómo debemos investigar su figura histórica? ¿Qué lazo de unión existe entre Jesús y el nacimiento del cristianismo? ¿Hay continuidad o ruptura? ¿De qué cristianismo hablamos?

De Jesús al cristianismo se articula en dos grandes partes, como se deduce del mismo título: en la primera se aborda la figura histórica de Jesús, su estilo de vida, sus palabras, la segunda se ocupa del nacimiento del cristianismo primitivo. El autor aborda estas dos cuestiones de una manera rigurosa. Todo parte de un principio fundamental: la búsqueda histórica de la figura de Jesús. El autor repasa los momentos más importantes de la investigación sobre el Jesús histórico, para preguntarse, a continuación: ¿Por qué se lleva a cabo investigaciones históricas sobre él?, y analiza y expone los criterios de historicidad que pueden darnos acceso a su figura. Aborda a continuación la transmisión de las palabras de Jesús, el paso de la transmisión oral a la puesta por escrito, y las diferentes maneras de transmitir las palabras de Jesús. Algunos capítulos especiales son dedicados al perdón de los pecados en la escatología de Jesús, a Jesús y el sacrificio judío, y a la investigación histórica sobre Jesús y la fe.

La segunda parte está dedicada al estudio del nacimiento del cristianismo: orígenes de la cristología, diferencia entre significado étnico, cultural y religioso de los términos judío, gentil y cristiano, consideraciones sobre las relaciones entre grupos y sociedades. Un capítulo muy importante es dedicado a la vida de Jesús y el comienzo de la teología cristiana en algunos autores muy respresentativos. Siguen una serie de capítulos sobre el evangelio de Juan y las frases judías del joanismo, sobre san Justino y la desjudaización del mensaje de Jesús, para terminar con un interrogante fundamental: Jesús, ¿fundador del cristianismo? En él plantea el autor muchos interrogantes: ¿por qué no vino el reino de Dios? ¿Por qué los discípulos no se sintieron derrotados después de su muerte y por la frustrada venida del reino de Dios? ¿Cómo se organizaron las primeras comunidades de seguidores de Jesús? Una bibliografía de 51 páginas garantiza la información exhaustiva y la seriedad de su estudio.

He leído el libro de una manera bastante rápida, pero me ha dejado el regusto de volver a leerlo más tranquilamente y de analizarlo desde la cercanía. Pero se trata, en todo caso, de una obra muy sugerente, apasionante por momentos, que trata de llevarnos a penetrar en la figura de Jesús y en el nacimiento y desarrollo del cristianismo. Yo agradezco de una manera muy especial todos los intentos por llegar a conocer la figura de Jesús y de todo lo que él puso en marcha con su vida, pasión, muerte y resurrección.

V. B. 

Studium, vol. LVIII/3 (septiembre-diciembre de 2018), 506-507.