Itinerario de peregrinación

(José Ignacio Pedregosa, en La Civiltá Cattolica Iberoamericana). A Tierra Santa se puede ir de muchas maneras: como turista, como estudioso, o como peregrino. Guía de Tierra Santa. En cuerpo y alma, está precisamente dirigida a este último: la persona que no busca únicamente la arquitectura, el entorno, los monumentos, sino que desea además entender el significado que todos esos lugares tienen cuando son citados en la Escritura.

El peregrino no va solo a visitar sitios; el peregrino quiere tener un encuentro consigo mismo y con Dios; quiere encontrarse con Jesús de Nazaret que anduvo por los caminos polvorientos de Tierra Santa; por eso esta guía también propone realizar una peregrinación espiritual.

Manuel Crespo Ortega nos propone un itinerario o programa de ocho días de duración, acompañados no solo de los compañeros de peregrinación, sino también por Jesús de Nazaret, donde vayamos más allá de los lugares físicos. Podemos encontrarnos, también, con actitudes vitales que es posible hacer nuestras, como son el amor, la amistad, el sufrimiento, la felicidad… El autor ha querido centrarse en los Santos Lugares referidos en el Nuevo Testamento. La obra es un complemento al viaje. En ella podemos encontrar mapas para orientarnos, fotos y explicaciones históricas y arquitectónicas, pero también nos encontraremos con la Palabra de Dios que nos orienta, celebraciones que podemos realizar en grupo o individualmente a lo largo de nuestro recorrido, oraciones que podemos hacer mientras caminamos o en la soledad de cualquier iglesia, ermita o santuario.

Especial atención merece el capítulo titulado «La naturaleza al servicio del evangelio», al ser un tema que pocas veces se ha tratado en una guía de este tipo. Muy en consonancia con la encíclica Laudato si’, repasa algunos de los elementos naturales que usaba Jesús y que podemos encontrar en nuestra peregrinación a Tierra Santa, como son la tierra, las montañas, las grutas, el agua, los árboles…

Concluye la Guía con tres apéndices muy interesantes. En el primero se nos explica la historia, el sentido y la función de la Custodia Franciscana de Tierra Santa. En el segundo se nos ofrecen unas útiles y necesarias informaciones prácticas, como son información de vuelos, requisitos para viajar a Israel, moneda, clima, etc. Y, por último, antes del índice de lugares, teléfonos y direcciones necesarias: de la Embajada, el Consulado o la Oficina de Turismo de Israel. Como podemos ver, una guía muy práctica, tanto desde el punto de vista turístico, como desde el bíblico-espiritual, escrita con un lenguaje sencillo y asequible, lo cual hará que podamos disfrutar mucho más, si cabe, nuestra Peregrinación a Tierra Santa.

José Ignacio Pedregosa Ordóñez

La Civiltá Cattolica Iberoamericana 27 (abril de 2019) 121-122.