La biografía del líder y del pueblo que le acompañó en el empeño

(Miguel de Santiago, en Ecclesia). Un buen periodista, comprometido con las causas humanistas y cristianas, Javier Fariñas Martín, ha acometido la aventura de redactar la biografía de Nelson Mandela (Un jugador de damas en Robben lsland). Este libro de setecientas páginas, aunque con un cuerpo de letra generoso y un amplio interlineado, puede de este modo ser leído con relativa facilidad; a esto se une el interés logrado por el autor gracias a una redacción clara y llana.

Al cumplirse el centenario del nacimiento de una de las más grandes personalidades de nuestro tiempo, el recuerdo y memoria presente del líder contra el «apartheid» africano adquiere un relieve impresionante después de la larga espera en una cárcel que tuvo que sufrir durante casi treinta años. Tenía más de setenta años cuando salió de ella y consiguió convertirse el año 1994 en el presidente y líder político que su pueblo necesitaba y pudo defender valores como la convivencia y la construcción de puentes para alcanzar el perdón, el entendimiento, el diálogo y la colaboración entre los hombres por encima de las diferencias raciales y odios ancestrales.

He aquí en estas páginas el reconocimiento a Nelson Mandela y a los valores que siempre defendió con convicción y firmeza inigualables; y, con él, va también el reconocimiento a todo un pueblo, que le acompañó en la aventura dolorosa de defender la dignidad humana frente a las injusticias. Las conocidas camisas de aire festivo que caracterizaban a este líder político no impedían dar seriedad a sus apuestas y decisiones.

Hay una literatura abundante de y sobre Mandela y en este libro ha sido tenida en cuenta y debidamente ordenada para hacer la biografía no solamente del líder anti-«apartheid» sino también del pueblo que le acompañó en el empeño.

Miguel de Santiago

Ecclesia 3.978 (9 de marzo de 2019) 48.