Pablo Blanco: «Benedicto XVI impulsó la “operación limpieza”»

(José Luis Celada, en Vida Nueva). No es el primer libro que Pablo Blanco Sarto ha publicado sobre la vida y obra de Joseph Ratzinger, pero este “retrato cercano de su personalidad y sus ideas” –Benedicto XVI. La biografía (San Pablo)– aspira a contribuir al “recuerdo para la historia” que, a juicio del sacerdote y profesor en la Universidad de Navarra, nos dejará el papa emérito.

¿Podemos decir que estamos ante ‘la’ biografía de Benedicto XVI en español? Porque su nombre vuelve a estar estos días en los medios, añadiendo nuevos capítulos a su longeva vida…

Creo que el papa Benedicto dejará un recuerdo para la historia y, por eso, sigue teniendo interés. Por otra parte, es solo un papa más, ahora emérito. Pienso que el saber estar en su sitio puede ser una lección que nos deje para la posteridad.

De todas formas, las imágenes que ofreció el otro día la televisión bávara hacen pensar que no habrá mucho más que decir en las próximas fechas. Dice que quiere morir en paz, y habría que respetarlo especialmente estos últimos días.

¿Qué se va a encontrar el lector en estas casi mil páginas?

Un retrato cercano de su personalidad y sus ideas. Mil páginas dan bastante más de sí que una película. En este libro intento también ofrecer una biografía de las ideas del papa Benedicto, pues he tenido también la oportunidad de estudiar su pensamiento.

Vida, obras, pensamiento en definitiva. Aunque dejo también espacio para la memoria y la intimidad de Benedicto XVI en la medida en que estas han transcendido.

Casi todos conocemos al pontífice, algunos menos al teólogo… Usted que ha estudiado su vida y obra, ¿qué destacaría de la persona?

Diría que es un hombre sencillo, un hijo del pueblo bávaro; que es, además, un intelectual, un profesor alemán con bastante éxito en su momento, como puede constatarse fácilmente en los testimonios de la época.

Y, en fin, un pastor, como sacerdote, arzobispo de Múnich y Frisinga, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y obispo de Roma. Alguien que ha querido siempre unir verdad y amor en su ministerio. Pienso que en estos tres títulos puede resumirse su vida: un hombre sencillo que, sin embargo, es un intelectual, que acabó siendo un pastor.

Se ha dicho que la renuncia de Benedicto XVI propició el llamado “efecto Francisco”. ¿Por qué se sigue usando entonces su figura para atacar el actual pontificado?

No lo sé, yo tampoco lo entiendo. También el papa emérito es respetuosísimo con su sucesor. Incluso se quita el solideo en su presencia… Pienso que es un buen ejemplo para todos.

¿Cómo cree que pasará a la historia el papa alemán?

Espero que por sus ideas, por la reforma que promovió de un modo decidido en la Iglesia y como un hombre de Dios. Benedicto XVI impulsó la “operación limpieza” que empezó él mismo como prefecto en 2001.

El papa emérito entiende la reforma especialmente como purificación, sobre todo en lo que se refiere a los abusos sexuales a menores por parte de clérigos y a la corrupción financiera en la Curia romana. Pero, por otra parte, también quedará por la inspiración y luminosidad de sus escritos: sus encíclicas, sus homilías, sus catequesis son memorables.

Este volumen se cierra en 2013. En una futura reedición, ¿añadiría un capítulo sobre el ya papa emérito y los últimos episodios que ha protagonizado? ¿Cómo lo titularía?

“Epílogo” o “Un papa emérito”. Sin mayores complicaciones.

José Luis Celada

Vida Nueva 3.162 (25 de enero de 2020) 43.