Por una Iglesia más presente en el mundo

(Manuel González Muñana, en Sinite). Desde los dias de celebración del Concilio Vaticano II, del postcon­cilio, e incluso algunos años antes del gran acontecimiento conciliar, se viene hablando de la necesidad de ir hacia una Iglesia evangelizada y evangelizadora, de hacer el tránsi­to de la cristiandad a la misión, del mantenimiento y conservación a una Iglesia más presente en el mundo, en “salida” dirá actualmente el papa Francisco.

Este deseo de cambio no es generali­zado. Muchos cristianos no saben lo que hay que hacer ni cómo hacerlo; otros sabiendo lo que hay que hacer no aciertan con el cómo hacerlo; al­gunos, pocos, saben lo que hay que hacer y se afanan por hallar el cómo hacerlo. En este último grupo se si­túa Juan Pablo García Maestro, exce­lente compañero y fiel amigo, quien en sintonía con su segundo apellido, se nos manifiesta como un magnífico experto en cuestiones relacionadas con la evangelización y la misión, en su libro La opción misionera renovará la Iglesia, convencido desde el título del libro que solo la opción mi­sionera puede realizar el cambio del modelo eclesial.

La obra tiene nueve capítulos prece­didos de prólogo e introducción. En los tres primeros capítulos se define con claridad y precisión teológicas que es evangelizar, apoyándose en la Biblia y en el Magisterio, sobre todo del papa Francisco. En los seis capítulos siguientes, el autor pone de manifiesto su sabiduría pastoral, con­trastada con su experiencia de pro­fesor en la Universidad Pontificia de Salamanca, en el Instituto Superior de Pastoral de Madrid y como miembro de la Asociadón de Teólogos Católicos de Europa. Si en los tres primeros capítulos se trata del quehacer evangelizador, en los seis restantes se expone el cómo evangelizar, para dar el tránsito deseado de la cristiandad a la misión, es decir, cómo arribar a parroquias, evangelizadas y evangelizadoras, cómo evangelizar desde la religiosidad popular, desde la liturgia, la catequesis, a una sociedad secularizada y plural y, por último, desde la familia en medio de la problemática familiar actual.

Estoy seguro que esta publicación será acogida con gran interés por tantos responsables de pastoral preo­cupados por dar respuesta a un tema de tanta trascendencia como es el de la evangelización, para hacer el anhe­lado tránsito eclesial.

Por mi parte he decidido utilizar como libro-guía esta publicación de Juan Pablo, para el estudio y la refle­xión de las comunídades cristianas de la parroquia donde realizo el servicio de párroco. Felicito a Juan Pablo y quedo a la espera de su próxima pu­blicación.

Manuel González Muñana

Sinite 178-179 (mayo-diciembre de 2018) 536-537.