La poesía no da argumentos cerrados o lógicos: abre puertas… y las deja abiertas

La poesía no da argumentos cerrados o lógicos: abre puertas… y las deja abiertas

(Jorge A. Sierra, en Confer). Leer un libro de González Faus siempre es un regalo. Muchos estamos acostumbrados y leer sus análisis teológicos y sociales, siempre profundos pero accesibles, o sus comentarios sobre temas de actualidad, que suelen caracterizarse por la mesura y el sentido común, algo que nunca está de más. Instantes, el volumen que ahora nos ocupa, es cien por cien González Faus pero con un planteamiento muy diferente: un poemario. (más…)

Giro hacia dentro

Giro hacia dentro

(Mateo González Alonso, en Vida Nueva). Entre los agentes de pastoral, la Interioridad se ha convertido en un mantra que unos absolutizan mientras otros recelan de él. El teólogo y psicoterapeuta Txemi Santamaría hace un sencillo recorrido por la historia de la humanidad para descubrir como constante un «giro hacia el mundo interior», ese en el que la persona descubre el sentido y que es condición de posibilidad para la experiencia religiosa. (más…)

La poesía no da argumentos cerrados o lógicos: abre puertas… y las deja abiertas

Evocación de la belleza desde la mirada personal del teólogo

(M.ª S. Ferrero, en Nova et vetera). González Faus, jesuita (Valencia 1933), ha sido profesor de teología en Barcelona y en América latina. Fue también fundador y responsable académico del Centro de Estudios «Cristianismo y Justicia» de Barcelona. Es autor de varias obras desde las que aborda sus dos campos preferidos de reflexión: Jesucristo y el ser humano. (más…)

Donde Dios habla

Donde Dios habla

(Mateo González Alonso, en Vida Nueva). Dice la terapeuta y coach Olga Cebrián, en Desierto, esta accesible guía de entrada en el silencio interior, que «la única verdad del desierto es que nadie sale de él igual que entró». (más…)

Preámbulo de Esperanza de Martí Colom

Preámbulo de Esperanza de Martí Colom

«Por un mundo sospechado / concreto y virgen detrás / por lo que no puedo ver / llevo los ojos abiertos». Estos hermosos versos de Pedro Salinas (Mirar lo invisible, en su poemario Seguro azar) describen una actitud fundamental del ser humano, tal vez nuestra actitud más propia, tal vez la más fecunda, la que puede hacernos mayor bien y cuya pérdida sería más trágica: la actitud de quien espera y sueña con una realidad que todavía no posee ni puede percibir. Es la actitud de quien, a pesar de no vislumbrar lo que anhela, se mantiene expectante, porque de algún modo sabe, o por lo menos sospecha, que su anhelo no es una quimera y que tarde o temprano se concretará y hará visible. El poeta no lleva los ojos abiertos para observar lo que tiene a su alcance y ha visto ya mil veces, y que es, además, todo lo que lo mantendría cómodamente instalado en su presente, o acaso prisionero en él. Abre los ojos precisamente para captar lo que todavía se le escapa, pero que intuye cierto, y que puede abrirle horizontes novedosos de libertad, de crecimiento y de alegría. Cerrar los ojos sería renunciar a la esperanza.

(más…)