Teresa invita a mirar a Dios que nos mira

(D. M. Herrera Pérez, en La Ciudad de Dios). Teología de Teresa de Jesús, doctora de la Iglesia es una obra breve y densa que trata de ofrecer al lector la aportación teológico-espiritual de la santa abulense en torno a algunos ejes fundamen­tales. Para un trabajo de tal envergadura, el autor se inspira en la Suma Teológica de Tomás de Aquino y encuentra numerosos puntos en común con santa Catalina de Siena, además de un notable sustrato agustiniano.

El libro consta de una introducción, diez capítulos en los que conden­sa el pensamiento teresiano y un epílogo. Cada capítulo tiene una extensión aproximada de diez páginas.

En la introducción, Llamedo advierte al lector acerca de los dos pre­juicios que suelen impedir un acercamiento objetivo a los escritos de Tere­sa de Jesús; su condición femenina por una parte, y una falsa comprensión de la mística por otra.

A continuación, se exponen los temas esenciales de su pensamiento en diez puntos, entre los que destacan la llamada universal a la perfección, la eclesialidad («Al fin muero hija de la Iglesia»), la moral, entendida como la vida nueva que el Resucitado comunica al alma, o la antropología de quien conoce por experiencia la altísima dignidad de la persona humana y se re­siste a ver a los hombres vivir como bestias.

Finalmente, el epílogo tiene un gran valor, pues es capaz de conectar directamente nuestro siglo, nuestra Iglesia y nuestra sociedad con la oferta teresiana: avanzar hasta el centro mismo del alma, donde Dios habita, y, desde el encuentro con el Amor, vivir la vida verdadera.

Podemos afirmar que el autor logra su objetivo, ofreciendo una propues­ta teológica, que, nacida en el s. XVI, tiene mucho que decir al hombre de hoy. Especialmente cuando Dios es marginado en Occidente resuena la voz de Teresa que invita a mirar a este Dios que nos mira y a encontrar en Él la plenitud de la existencia.

D. M. Herrera Pérez

La Ciudad de Dios, CCXXXII/1 (enero-marzo de 2019) 224-225.