Testimonio y trabajo

(Fernando Cordero Morales, en Vida Nueva). Una famosa actriz, un actor y guionista y un sacerdote se unen en un libro para ayudar a que se comunique la Palabra en este complejo momento en el que nos movemos.

Entre la espada y la pared es un precioso ejercicio, un puente entre fe y cultura, propiciado por el encuentro del trío en la película Red de Libertad, protagonizada por Assumpta Serna y en la que da vida a Helena Studler, una hija de la Caridad que se enfrenta a la barbarie del nazismo. Assumpta quedó fascinada por Helena y por el carisma vicenciano descubierto en las Hijas de la Caridad actuales. Juntos han impartido después cursos de comunicación a seminaristas y lectores. En la actualidad ofrecen formación a través del portal predicacion.es.

Ante la predicación, todos los sacerdotes sienten la tesis que sostiene el título. Por eso, Scott Cleverdon, Juan Carlos Sánchez y la propia Assumpta han ideado, desde el respeto y el intercambio que propicia tener visiones diferentes de la vida, una guía para sacerdotes de cualquier edad, religiosos y seminaristas, para lectores de la liturgia de la Palabra que han de proclamar las lecturas de las celebraciones. Lo hacen con libertad y usando como instrumento articulador una herramienta clave: el diálogo. La cosmovisión de los actores es diferente de la de Juan Carlos, lo cual es enriquecedor y abre horizontes para aproximarnos al actual contexto cultural y social, en la línea de esa “Iglesia en salida” a la que no se cansa de emplazarnos Francisco. El obispo de Roma está presente, por ejemplo, en referencias de Evangelii gaudium en torno a la homilía, pero también entran en escena películas y gurús expertos en comunicación.

El que prepara y comparte la homilía ha de transmitir con pasión su propio testimonio de una forma natural. Aunque ofrecen diferentes “recetas prácticas”, los autores tienen claro que para comunicar o elaborar la homilía se precisa de un elemento imprescindible que siempre da un óptimo resultado: trabajo, trabajo y trabajo.

Errores y valores

Estas páginas nos hacen plantearnos cuestiones como qué queremos de los que nos oyen, nos revelan los doce pasos para el desarrollo de cualquier historia, al tiempo que detectan los errores y valores de la predicación, teniendo claro que la homilía es la brújula y la Palabra, el mapa. Realmente sugerente me parece también cómo convertir la homilía en diálogo y el uso de las imágenes. Por último, nos brindan unas utilísimas técnicas para el púlpito digital y cómo desenvolverse delante de una cámara.

Fernando Cordero Morales, SS.CC.

Vida Nueva 3.193 (26 de septiembre de 2020) 44.