Un desafío para la Iglesia

(Paula Depalma, en Vida Nueva). El subtítulo de Mujeres, espiritualidad y liderazgo –De la mística a la acción– expone muy bien el contenido de estas páginas. Afianzar los fundamentos en la mística y en las experiencias fundantes de la fe para hablar de temas candentes en la Iglesia como la autoridad, los nuevos espacios de participación y de presencia de los laicos y encontrar nuevos modelos de liderazgo… son algunas de las claves que ofrecen este libro dirigido por la actual presidenta de la ATE (Asociación de Teólogas Españolas), Silvia Martínez Cano.

Se trata de una obra coral, compuesta por varias teólogas que reflejan distintos acentos, perspectivas y matices que referimos a continuación:

Rosario Ramos abre los artículos desde los aportes de la neurociencia para reconsiderar la mística como modo de procesamiento de experiencias hondas y fundantes. El cerebro, en su plasticidad, es permeable a las experiencias espirituales, que tienen una importancia significativa en la flexibilidad de las innumerables conexiones que en él se generan.

Pepa Torres aborda, a continuación, la relación entre la mística y la transformación de la realidad. Con su habitual sensibilidad hacia situaciones marginales que conoce de primera mano, presenta la mística como la posibilidad de abrir caminos de crítica y de diálogo social. A partir de las místicas contemporáneas, Etty Hillesum y Simone Weil, formula la interioridad como posibilidad de un despliegue crítico y comprometido con la sociedad.

Silvia Martínez parte de la pregunta: “¿Tenemos autoridad las mujeres?”, para analizar dónde no la tenemos y mostrar la complejidad y la ambivalencia de los espacios de poder que disponemos. La profesora y pedagoga de la Universidad Pontificia Comillas ofrece estrategias para el empoderamiento personal y grupal y, sobre todo, analiza cómo los modelos tradicionales de liderazgo (de apoyo, directivo, participativo u orientado al logro) no son siempre representativos para las mujeres. Ella propone un modelo “transformacional” basado en vínculos emocionales y transpersonales capaces de incrementar la potencialidad del grupo.

Otro lugar para la mística

Mariola López Villanueva postula un nuevo lugar para la mística: la ciudad. De la mano de dos místicas modernas, Madeleine Delbrêl y Dorothy Day, propone superar la asfixia de las ciudades y “perforar la realidad” desde el amor como modelo evangelizador.

Pilar Yuste Cabello reflexiona sobre la relación entre mística y sexualidad, y analiza cómo la teología esponsal refuerza el empoderameinto y la dignidad humana.

María Luisa Paret sugiere, para terminar, una relación renovada entre mística y liturgia. Desde la experiencia contemplativa, muchas mujeres reformulan y reimaginan una nueva acción creativa del mundo. A través de los símbolos y rituales que generan procesos dadores de significación y sentido, se abren propuestas para animar las celebraciones cristianas de manera creativa.

Cierra esta serie de colaboraciones la propia Silvia Martínez animando a la reflexión teológica y a la búsqueda de modelos más inclusivos.

Considero que este libro resulta hoy muy significativo. En este tiempo en el que nos enfrentamos a serios debates sociológicos y teológicos relacionados con modelos de participación y de autoridad en la Iglesia, fundamentalmente en clave de sinodalidad, de colegialidad y de atención a los sectores menos visibilizados, estas reflexiones quedan como un mojón en el camino que nos recuerda la importancia del sentido y de la mística, y de la conexión con los movimientos de espiritualidad. Repensar el poder y la política sigue siendo un desafío para la sociedad civil, pero también, sobre todo, para las Iglesias en estos momentos de transformación.

Paula Depalma

Vida Nueva 3.124 (29 de marzo de 2019) 43.

Lo recomiendo por: La actualidad del tema. En la Iglesia se estudian y proponen hoy modelos de sinodalidad y participación y se revisa el lugar autoritativo de las mujeres.
Otro imprescindible: Silvia Bara Bancel (ed.), Mujeres, mística y política. La experiencia de Dios que implica y complica, Verbo Divino, Estella (Navarra), 2016, 272 pp.