Una aventura etimológica para adentrarnos en el pensamiento de Francisco

(Manel Trani, en Religión y Escuela). Francesc Torralba nos embarca por medio de este Diccionario Bergoglio en una aventura etimológica por los términos más significativos del pontificado de Jorge Mario Ber­goglio. Por medio de diferentes expresiones (algunas de ellas más conocidas), el autor no pretende simplemente trazar un recorrido lingüístico, sino que son excusa privilegiada para adentrarnos en el pensamiento del Papa. Cada voz viene precedida por una reflexión, que, recurriendo a distintas fuentes, la contextualiza y la proyecta en un horizonte más amplio, y, a continuación, añade una selección de textos originales.

El itinerario que traza Torralba dibuja el pensamiento crucial del Papa; y me refiero a la palabra crucial en ambos sentidos. En primer lugar, al momento decisivo e histórico en el que nos habla. El Papa, a través de sus palabras, nos desvela un sentido existencial de la fe que se pone en juego ante la alteridad, un lenguaje que desvela las realidades vivenciales y existencias que emer­gen ante el cristiano y frente a las cuales la iglesia se ve llamada a dar una respuesta. En segundo lugar, como adjetivo que hunde su raíz en la palabra cruce.

A medida que se avanza en la lectura, emerge, por un lado, un horizonte que invita al creyente a recorrer de sí mismo hacia el otro, que aparece ante él como alguien que lo llama, lo sacude, lo descentra y lo mueve a ir hacia “las periferias” (en todos sus sentidos); pero también se vislumbra otro horizonte, que conduce al lector hacia su interior, en el que se encuentra con sus anhelos más profundos. Un itinerario en el que descu­bre y se descubre a Dios, con una fuerza y una voz que compromete.

Un diccionario que puede ayudar a nuestros alumnos a leer la fe de una manera comprometida y, en muchos casos, nueva; un diccionario que nos ayuda a acercarnos al no creyente, puesto que comparte muchos anhelos; un diccionario para nosotros: para descentramos y salir al encuentro de los demás. Os animo vivamente a sumer­giros en este mar de palabras que bien seguro que no os va a dejar indiferentes.

Manel Trani

Religión y Escuela 336 (enero de 2020) 40.