Una lectura que ayuda a descubrir nuestro ser más profundo

(A. Montero, en Studium). El autor se pregunta en La sensación de Dios: Si somos templos de Dios, ¿cómo es que no acabamos de integrar el cuerpo en nuestra espiritualidad? Y una de las líneas de respuesta es ésta: hay que encarnar más y mejor la fe, la oración y la lectura de la Biblia.

El autor lo intenta en este libro recurriendo a una infinidad de citas bíblicas y proponiendo abundantes meditaciones. En la primera parte analiza la relación entre cuerpo y espiritualidad: ¿somos o tenemos un cuerpo? El cuerpo en la Biblia, Antiguo y Nuevo Testamento. El cuerpo en la antropología bíblica. Un cuerpo para Dios. La salvación del cuerpo-persona, Somos un solo cuerpo (antropología comunitaria). Pasa a estudiar a continuación la vivencia cristiana del cuerpo, el cuerpo-encarnación. ¿Qué más dice la Biblia? Imaginando a Dios. El milagro de soltar (relajación y oración), El poder de la palabra, Orar con los sentidos, La manera de estar en el mundo, etc. El autor lanza observaciones a lo largo de su libro que hacen pensar en nuestra realidad humana y espiritual. Una lectura atenta y pausada nos descubrirá nuestro ser más profundo y sus varias dimensiones corporales y espirituales.

A. Montero

Studium, vol. LVIII/3 (septiembre-diciembre de 2018), 515-516.