Una teología pensada desde la presencia y destinada a la acción pastoral

(Miguel de Santiago, en Ecclesia). Recientemente ha sido editado el libro Nuevos signos de los tiempos (Diálogo teológico íbero-latino-americano), en cuyo origen está el I Encuentro Iberoamericano de Teología, organizado por los jesuitas de la Escuela de Teología y Ministerio del Boston College (Estados Unidos) en febrero de 2017.

Los aspectos socioeconómicos, socioculturales y sociopolíticos adquieren relieve en las ponencias recogidas en este volumen a fin de elaborar una teología pensada desde la presencia y destinada a la acción pastoral. Ni que decir tiene que el encuentro gira en torno a un eje estructurador que puede ser la Teología de la liberación, pues, aparte de la presencia de Gustavo Gutiérrez, Víctor Codina y Pedro Trigo, aparecen intervenciones de los que capitanearon en Argentina la llamada por Juan Luis Segundo «Teología del pueblo», como Juan Carlos Scanone o Carlo María Galli.

Los editores de la obra, Luis Aranguren Gonzalo y Félix Palazzi von Büren, proclaman que, con este primer encuentro y al que seguirán otros, se ha buscado –son sus propias palabras– contribuir a la primavera eclesial de Francisco a fin de superar los modelos de catolicismos apologéticos, culturales y doctrinarios que han dominado la producción teológica y la acción pastoral durante décadas. El jesuita argentino Scanone, que tan de cerca conoció al Papa y a teólogos como Lucio Gera y Rafael Tello, ya fallecidos, manifiesta sin ambages que la doctrina de Francisco «se coloca en continuidad con el episcopado latinoamericano y con la Teología de la liberación» (p. 155).

Miguel de Santiago

Ecclesia 3.958 (20 de octubre de 2018) 17.